jueves, 16 de septiembre de 2010

15/09/2010. Vencejos reales

Recuerdo lo que me impresionó la primera vez que vi un vencejo real en mi vida, hace ya muchos años, en los cortados fluviales de los Arribes del Duero, en Zamora. Era una tarde de marzo y dos enormes hoces hicieron vibrar el aire con un zumbido seco cerca de mi posición. Yo estaba sentado tranquilamente controlando un nido de águila perdicera y otro de cigüeña negra y esas dos siluetas daban vueltas a mi alrededor. Es uno de esos momentos mágicos que hacen afición. Desde entonces siempre me ha fascinado el más grande de nuestros vencejos.
Esta mañana, en Puentedura, mientras intentaba la aproximación a un par de martines pescadores, ha caído del cielo un enorme grupo de unos 80 ejemplares y se han acercado a la superficie del agua para intentar beber. Esos chillidos tan típicos de la especie han roto la monotonía del run run del agua. Han sido tan intimidatorios que el resto de pájaros ni se han movido ante su presencia. Ni los martines, ni un andarríos, ni el grupo de gorriones que se alimentaba en las orillas, ni la lavandera cascadeña, ni las lavanderas blancas... nadie. Todos quietos ante su presencia. Incluso el gran grupo de aviones y golondrinas comunes que revoloteaba sobre la superficie ha dejado el lugar cuando ellos han llegado. Es como si los presentes en la barra de un bar, se fueran cuando entra el grupo de macarras. Han aparecido un par de veces y, con las mismas, se fueron tomando mucha altura. Unas fotillos que tuve que tomarles muy rápidamente. Primera vez que aparece la especie en este blog.

En Quintanilla del Agua e inmerso en el desalojo de una pitanza, este buitre negro, uno más.

Durante mi ración de páramos hoy he vuelto a ver sisones. Supongo que es el mismo grupo del otro día con la salvedad de que eran 4 en vez de los cinco del primer día. ¿Quizá el halcón? En la foto solo salieron tres de ellos. Cerca estaban los alcaravanes.
He visto varios martines pescadores, por lo que deduzco que la especie está en paso ya de manera descarada. Un ejemplar en Tordómar, otro en Santa Cecilia y 3 en Puentedura. A estos últimos son a los que les he dedicado más tiempo aunque sin mucho éxito. He logrado fotos de dos de ellos.

Cuando aún no había salido el sol apenas y mientras circulaba por una pista entre Cilleruelo de Abajo y Quintanilla de la Mata, me han salido unos 70 cernícalos primillas de una sabina aislada en medio de un barbecho. Alguno de ellos se acercó a mi posición y le hice una foto. Un macho.

Y, cuando ya había más luz, tomé una imagen de la sabina...

Tenemos paso también de andarríos chicos. Este, al igual que los vencejos, en Puentedura. Un joven.

Por lo demás, sigue el paso de las estrellas de estos días: papamoscas cerrojillo, papamoscas gris, tarabilla norteña, collalba gris, lavandera boyera, carricero común, mosquitero musical, andarríos grande, etc...

1 comentario:

Jesús Del Valle dijo...

Preciosa la foto de la sabina. Que interesante la salida del arbol-dormidero de los Primillas.

Quien soy yo

Mi foto
e-mail: lanius26@yahoo.es

Archivo del blog