sábado, 23 de octubre de 2010

23/10/2010. Rascones jóvenes

Hace unos días vi unos rascones metiéndose rápidamente entre la vegetación de la orilla del río Arlanza, a la altura de Torrepadre. Uno de ellos me pareció un joven por lo que dejé como cuenta pendiente intentar hacerles unas fotos, sabiendo lo descarados que se vuelven en sus primeras semanas de andanzas.
Esta mañana he madrugado un montón y los he esperado. La luz estaba a favor, pero tenía el problema de la distancia aunque, al final, eso ha ayudado a que no se sintieran tan amenazados.
Hoy no he podido ver tres sino solo dos que son los protagonistas de estas fotos. Los dos ya con plumaje de primer invierno. Uno de ellos se mostraba más confiado que el otro, paseándose con descaro por delante del carrizal. A primera hora se oída el estruendoso reclamo de los adultos por lo que aproveché a meterles el reclamo desde mi móvil un par de veces a ver si había suerte y salían. Resultado negativo, solo se dedicaban a contestar.

En principio, los jóvenes pasaban del reclamo que surgía de mi teléfono. Solo detenían sus quehaceres por un momento para, al los pocos segundos, seguir con lo suyo.
Siento una predilección especial por este pájaro en particular y por la familia rallidae en general. La mayoría de sus miembros son especies muy discretas y pasan desapercibidas. Solo su reclamo las descubre en medio de la vegetación. El rascón es más fácil de oír que de ver pero, dedicándole tiempo como véis, puede llegar a observarse con comodidad, sobre todo cuando baja el nivel de agua de ríos, lagunas, lagos y marismas; y tienen que salir de la protección de la vegetación para alimentarse.

Por lo demás, nada nuevo. Dejo una foto de un zorzal común porque ha salido poco aquí y en estos días están de moda, con un paso migratorio muy notorio.

2 comentarios:

Jesús Del Valle dijo...

Parece que si es el Zorzal Común y no el Charlo por sus motitas pectorales en forma de flecha y supongo que por su tamaño también menor, además de estar de paso y no ser sedentario como el otro.Suerte tuviste con el Rascón. Solo los he oido.He visto uno cruzar rápido una acequia.Menudo "siniestro". Saludos.

Ojo lince dijo...

Pues si que eres afortunado y/o paciente. Nosotros aún no hemos visto ninguno, oirle se le oye, pero no más...y menos retratarle.
Seguiremos intentando.

Quien soy yo

Mi foto
e-mail: lanius26@yahoo.es

Archivo del blog