miércoles, 22 de diciembre de 2010

También hay noticia cuando no hay pájaros

Veréis que llevo varios días sin actualizar el blog. El motivo es que a pesar de haber salido varios días, el campo está vacío por lo que no hay nada que contar. No se cual habrá podido ser el motivo de este hecho pero lo que está claro es que he dado grandes paseos sin ver un solo pájaro (literal). Quizá el frío venido directamente de Siberia durante las últimas semanas tenga algo que ver pero también me extraña que no haya traído otras típicas especies que deberían haber llegado empujadas por el frío, como zorzales, avefrías, fringílidos o aláudidos.
Se observa algún grupo de fringílidos pero ni mucho menos como en inviernos anteriores. Especialmente abundantes este año son los jilgueros, entre los que se esconden verderones comunes, pardillos y verdecillos. Estas fotos de bonitos jilgueros norteños están hechas en Zael.

Lo que sí que ha aumentado estos días son mis observaciones de alcaudones reales, ave muy escasa aquí, tanto en invierno como en verano (más aún). En un mismo día he visto 3 ejemplares diferentes, 2 cerca de Lerma y otro en Tordómar. Este es uno de los de Lerma.

Basta que sea el pájaro que más me gusta de nuestra avifauna, como para poner dos fotos a pesar de ser muy malas.

Cerca de Santa Cecilia descubrí un par de escribanos palustres, especie que aún no ha sido mostrada aquí. Foto más que testimonial, yo la denominaría... ¡imaginativa! y tendréis que confiar mucho en mi cuando os digo que eso es un escribano palustre.

Echo de menos el número de varias especies: no he visto NI UNA avefría estos días, no he visto ni un pinzón real en lo que va de invierno, apenas hay patos en la ribera, muy pocas garzas reales y la invernada de cormoranes este año es mucho menor que otros. Tampoco he visto ni una garceta grande aunque me han informado de que hace un mes hubo una junto al puente de Tordómar, una lástima no haberla visto. En los páramos apenas veo calandrias ni alondras comunes y, cuando lo hago, ni de lejos llegan a ser los números que deberían.
En fin, que esta falta de pájaros supongo que también será digna de ocupar un hueco en este espacio.

2 comentarios:

Mario Alonso dijo...

Alfonso es un consuelo saber que no soy el único que anda igual; saliendo al campo sin ver casi nada. El único consuelo que me queda es los humedales de la zona.
Un saludo.

Jesús Del Valle dijo...

Creo que con tanta lluvia, las aves no tienen necesidad de concentrarse pues hay charcas por todos lados y esto complica su observación. Ya volverán, seguro. Saludos

Quien soy yo

Mi foto
e-mail: lanius26@yahoo.es

Archivo del blog