jueves, 9 de septiembre de 2010

08/09/2010. Roquero rojo en migración

Antes de empezar, una nota de ayer, día 7. Mientras me dirigía a mi lugar de trabajo, observé una gaviota sombría volando dirección sur a la altura de Cogollos. Y, ahora, vamos con lo de hoy.
He vuelto al páramo y sigo con mi empeño de intentar localizar carambolos y, de paso, ir sacando pajaricos migrantes que, en estas zonas abiertas, se detectan muy bien. La sorpresa de hoy la ha dado un roquero rojo juvenil. Aunque es una especie relativamente común en su hábitat en toda la provincia de Burgos, siempre es grato verla fuera de su ambiente. Y tanto que fuera, hoy estaba ni más ni menos que sobre el tejado de una nave de cerdos en la localidad de Iglesiarrubia o, lo que es lo mismo, roquedos cero. Este pueblo se encuentra en una zona mixta de páramos y cultivos de cereal, además de praderías y campos de girasoles salpicados por doquier. A esto, le tenemos que sumar varias manchas aisladas de pinos de repoblación y algún bosquete-isla de roble melojo y encina carrasca. O sea, todo lo opuesto al hábitat típico que utiliza esta especie para su reproducción, cortados rocosos de altura.
Pero tengamos en cuenta que este pájaro es estival en nuestro territorio, es decir, inverna en África por lo que tiene que llegar hasta allí y, precisamente, no es un pájaro de vuelos a distancia, así que debe utilizar otros hábitats muy diferentes al suyo durante la migración. Y, en esto estaba el joven de hoy, cuando lo he localizado. Primera foto. Lo que se ve a la izquierda asomando la cabecita es una collalba gris.
Se me levantó de un montón de piedras y se posó en la parte exterior del tejado, donde pude hacerle apenas 4 o 5 fotos para testimoniar el momento. Luego voló al interior del recinto, donde tuve que tirar las fotos con la valla de por medio, de ahí que se vea en las imágenes.
Separar estos jóvenes de las hembras adultas no es fácil, pero yo consiedro que es un joven por varios rasgos distintivos. Lo primero el color base uniforme por todo el cuerpo del pájaro, cuando en las hembras adultas se nota una clara diferencia de tono entre las partes superiores y las inferiores. Además, las motas color crema anaranjadas que muestras todas las plumas de vuelo en su punta, así como todas las cobertoras, también indican que se trata de un ave juvenil. Incluso, en la última foto se puede ver que su obispillo muestra (levemente) un fino barreado-moteado, algo de lo que carecen la mayoría de las hembras adultas.

Es la primera vez que puedo mostrar esta especie en mi espacio, por lo que estoy doblemente satisfecho. Además, repasando bibliografía, me consta que según publica el "Anuario Ornitológico de Burgos", hay pocas citas de aves en migración, por lo que esta sería más interesante aún para ir ajustando la fenología de la especie en la provincia.
Por lo demás, hoy había un pico de paso importante de collalba gris, con decenas ocupando todos los campos. Este es buen momento para ir estudiando todas las subespecies que tenemos en el Paleártico e, incluso, fuera de él. Dos fotos.
También he tenido varias observaciones de tarabillas norteñas.
Para acabar, varios vencejos sobre Lerma y, según me informó el amigo Vicente Bartolomé, también pasó un grupo de cormoranes grandes en migración hacia el sur sobre la misma localidad.
Voy a recomendaros un libro ya que lo he estado repasando a cuenta del roquero, se trata de: "Thrushes", Peter Clement & Ren Hathway, Clive Byers & Jan Wilczur (additional illustrations). Ed. Helm. Una monografía sobre todos los zorzales, mirlos y roqueros del mundo.

1 comentario:

Jesús Del Valle dijo...

Hola Alfonso. En Sierra Nevada que hay bastantes Roqueros rojos, les llaman "solitarios". En la Costa se vé bastante el Roquero solitario, tan bonito el macho de azul oscuro.
Mira en el 31 Enero 2010 que saqué un post sobre una pareja que anidaron en el muro de mi jardín. Muy, muy esquivos. Saludos

Quien soy yo

Mi foto
e-mail: lanius26@yahoo.es

Archivo del blog